Usted ya es un miembro de la familia de Dios, los creyentes,
y usted tiene hermanos y hermanas en la fe.

No importa quien es usted en este mundo, sea que su familia este’ muerta, viva, desaparecida, o si le haya rechazado.

¡Ha recibido una bienvenida a la familia de Dios!
 

Sea misericordioso consigo mismo mientras comienza el viaje --
no esperaría aprender a hablar Francés en una semana.
Así que, deje que El Espíritu Santo, quien vive en Usted,
guíe sus pensamientos y decisiones día por día.

Dios no es un mito ni una “fuerza” cósmica vaga.
El amor de Dios para usted es personal.
¡Usted le importa a Dios!

Gracias, Dios, por haberme dado la promesa de una vida completamente nueva, una esperanza y una nueva dirección por medio de la muerte de Jesús por mis pecados.

Dame tu gozo y tu paz mientras empiezo este viaje de fe. Ayúdame jamás sentirme solo o miedoso otra vez, porque Tu estás conmigo.

Una gran aventura le queda por delante.
Usted es un explorador de nuevo territorio

¡Y puede estar seguro que Dios siempre esta con Usted
 

PROXIMOS PASOS

1. Imprime su Certificado de Nacimiento (Clic aquí.)

2. Asiste regularmente a una iglesia con otros creyentes.

3. Bautizase tan pronto que sea posible. Este es el primer mandamiento de Jesús.

4. Empiece a leer su Biblia cada día. Establece un tiempo para leer. Lea los Salmos (para aprender quien es Dios). Proverbios (para aprender como vivir y tratar a otros) y versículos de unos de los Evangelios ( Mateo, Mari, Luce, John).

5. Empiece a orar. Orar es solamente hablar a Dios como hablaría a un amigo buen.